Relaciones humanas en época de pandemia
"la vida es muy corta pero también muy ancha"

Platicamos con la psicóloga clínica,  psicoanalista,  y terapeuta Lily Daniel para conocer más de cómo esta pandemia ha afectado las relaciones humanas. Entre otras cosas descubrimos que no somos los únicos que estamos pasando por todos estos cambios y humores.

¿cómo empezó todo?

Llevamos cuatro meses viendo por video conferencia a mis amigos de la oficina, nos vemos diferentes, ya no hay esa espontaneidad de los chistes que nos hacíamos en la oficina, yo solo veo caras cansadas, deseosos de que este día no se alargue como todos los anteriores y que pueda apagar mi computadora antes de las 9 pm.   Veo a mis hijos agotados, finalmente les decimos acabó la escuela, es “época de vacaciones” y me pregunto ¿De verdad? ¿Nos animaremos a salir?  

y, la nueva normalidad ¿què?

Se podría decir que todos nos tenemos que ajustar a lo que creemos que podemos tener, que pasa si mi pareja y yo deseamos aunque sea una cabañita un fin de semana, pero y ¿con quién dejaremos a los niños? Ellos también merecen unas vacaciones.

Y es ahí donde empezamos a notar nuestros sentimientos, emociones y percepciones... empezamos a hacer: “El recuento de los daños”.

Donde estamos a flor de piel nos preguntamos: ¿Qué me pasa? ¿Por qué estoy tan nervioso? ¿Por qué grito? … Y… ¿de cuándo acá no tolero estar ni 5 minutos con mis hijos, si los quiero tanto? 

 

Notamos como sumamos pequeños actos irreflexivo; comiendo lo que antes no,  alteración del sueño y por ende miles de pensamientos que nos impiden entender ¿cómo serán ahora las relaciones humanas?. 

¿Cuándo acaba esto?

Nos sentimos nerviosos, estresados; no tenemos control de nuestros horarios de trabajo y siempre estamos esperanzados de que “volveremos a la normalidad”, “a lo que nos mantenía como pareja, familia”, “será que es esto irreversible”.

 

Lo único que nos permitimos pensar es que realmente ¡no sabemos nada!

En qué hemos cambiado

Cambio nuestra forma de trabajar, de estudiar, de convivir. Interactuamos de manera virtual- somos on-line. Extrañamos vernos físicamente, somos una cultura de apapachos, de abrazos, de besos, y hoy lo hacemos por el celular, y si nos animamos a vernos, buscamos esos espacios  abiertos, que se han vuelto indispensables y antes no valorabamos.

En conclución

La salud mental no es otra cosa que aceptar sentimientos que se tienen ya sea amorosos hacia los otros, pero también hostiles o agresivos, reconocer que existen en nosotros, y hacerlos conscientes

 

Es entender que por mucho que se tenga de manera inconsciente resistencia al cambio, éste cambio ya inició, día a día, y que el poder reconocer que tal vez hemos trasgredido ciertos límites, con uno mismo y con el otro, y poder entender que tal vez,  solos no podemos continuar, o tal vez sí, pero tendremos que hacer consciente nuestros pensamientos y actuaciones, adaptándonos al cambio, y vernos desde una nueva perspectiva, con el aprendizaje vivido y con el deseo de ser una mejor persona.

recibe nuestro newsletter semanal
  • Ciudad de México, 11500

  • Tel: 5513331411

© 2020 by Alloow. 

Todos los derechos reservados

  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon